Javier Segovia Gaviño

Unir mi pasión por la natación con retos como El Capitán Volante hace que entrenar cada día tenga sentido. Con este reto, intentaremos poner nuestro granito de arena para conseguir apoyar a niños y familias, que son los verdaderos héroes, y que necesitan visibilidad para que su día a día sea mejor.

Con Capitán Volante, queremos acercar esta realidad a todos los que por suerte, son ajenos a estos problemas, pero que a cualquiera nos puede “tocar”.

En mi caso, mi hermano sufrió una aplasia medular y, por suerte, éramos compatibles y fui su donante de médula ósea.

Necesitamos que os unáis a nosotros para conseguir que el día a día y el futuro de estos niños tras su tratamiento, sea el mejor posible.